Cuando el propósito de vida te encuentra en casa

Por Javier Pedró

“Mi madre es mi héroe, siempre está feliz y yo quisiera tener esa misma fuerza que tiene ella”, expresó la presentadora de televisión y asistente de equinoterapia, Andrea Rivera.

Para el 2005, la madre de Rivera tuvo que dejar su trabajo como enfermera, cuando comenzó a confrontar problemas de salud. “Ella sabía que algo no andaba bien”, explicó Rivera, siempre se caía y sentía un cansancio fuera de lo normal. Luego de una revisión médica, le diagnosticaron ataxia.

La presentadora de televisión Andrea Rivera nos habla sobre su madre, la ataxia y su trabajo en equinoterapia

 Ataxia es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso que afecta el control muscular o coordinación de los movimientos voluntarios, como caminar o levantar objetos. La enfermedad también puede provocar dificultades para hablar, mover los ojos y tragar.

Cuando una condición como la Ataxia afecta el núcleo familiar, todo cambia. Muchas de las cosas que subestimamos y que de otra forma constituirían gran parte de nuestra vida, pasan a un segundo plano.

El volleyball es un ejemplo de las múltiples actividades que perdieron relevancia para la presentadora. Este deporte era parte importante en la vida de Rivera; uno de esos aspectos que la definían como individuo. Sin embargo, no siempre podía cumplir con las prácticas y poco a poco fue pasando a un segundo plano.

“Papi se fue al Army y yo decidí estar más cerca de mami para cuidarla mejor”, relató Andrea. “Recuerdo mi niñez con mucha alegría y no me puedo quejar de nada. Sin embargo, creo que tuve que crecer muy rápido para estar pendiente de mima”, como cariñosamente, Rivera, llama a su madre.

La presentadora tuvo que aprender a guiar a muy temprana edad, “porque tenía que llevar a mami a las citas”. Sin embargo, aseguró que no siente que perdió nada y si tuviera que volver a hacer todo por ella, lo haría sin pensarlo.

“Mami no es fácil, tenemos el mismo carácter, pero es lo más importante que tengo”, enfatizó Rivera.

Actualmente, una de las cosas que Rivera más disfruta es su trabajo como asistente de equinoterapia.

La equinoterapia o hipoterapia es una alternativa terapéutica utilizada para la rehabilitación de pacientes con enfermedades neurodegenerativas y traumatológicas, entre otros trastornos de la salúd.

La equinoterapia es un método que utiliza el paso rítmico del caballo como herramienta para mejorar las condiciones físicas, sensoriales, sociales y neurológicas de los pacientes, explicó la fundadora y directora del centro “Carrusel” en Puerto Rico, Marta Jaraiz

“El movimiento rítmico del caballo al caminar estimula neurológicamente al participante”, explicó Rivera.

“Mami fue mi mayor motor para comenzar a trabajar con la equinoterapia, pero lo que me puso en contacto con la disciplina fue un internado que realicé en la universidad”, explicó Rivera.

“El trabajar con la equinoterapia me llena de mucha alegría. Ver la cara de felicidad de todos los participantes es lo mejor del mundo”, enfatizó la presentadora. “Trabajar en esto me toca de cerca, porque veo el cambio positivo que genera y me hubiese encantado que mami tomara las terapias”, añadió.

Sin embargo, según la presentadora, “mami les tiene respeto a los caballos”. Además, su progenitora tiene problemas de espalda, por lo que no puede hacer las terapias de equino.

“La labor que estoy haciendo la hago de corazón”, expresó Andrea. Este trabajo es uno de sus motores para levantarse todas las mañanas. Te diría que fue fácil, pero te estaría mintiendo”, añadió.

Sin embargo, actualmente Andrea Rivera se siente feliz , porque le apasiona su trabajo en televisión y también puede trabajar en equinotearapia sin mayores contratiempos. La presentadora asegura que vive cada día como si fuese el último y trata de pasar el mayor tiempo posible, no solo con su madre, sino con toda su familia.

“El consejo que le doy a todas las personas que tienen algún familiar con necesidades especiales es que no los limiten a nada para que se sientan útiles y productivos”, expresó Rivera.

De la misma forma, invito a todos a vivir sin límites y a mantener un compromiso con su comunidad.

En esta historia colaboraron Melissa Serrano Ortiz & Darian Ayala Lopez

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: