Vence su deuda de una forma “Bien Cool”

Por: Kimberly Ayala

Ante la crisis que enfrenta Puerto Rico, muchos jóvenes han optado por crear sus oportunidades mediante el desarrollo de nuevas empresas. Este fue el caso de Josie Edmée Arroyo, fundadora de postales Bien Cool, a quien la responsabilidad de pagar su préstamo estudiantil le sirvió de motivación a la hora de estrenarse como empresaria.

“Cuando era más joven, yo imaginaba que ahora, a los 33 años, iba a ser una súper ejecutiva con un puesto alto en alguna compañía, porque a nosotros nos educan para ser empleados, no para ser empleadores y esa era mi visión”, explicó Arroyo.

Durante sus años de universitaria, la empresaria, quien posee un bachillerato en publicidad comercial de la Universidad de Puerto Rico en Carolina, se trasladó a Estados Unidos para hacer una maestría en periodismo investigativo en la Universidad Internacional de Florida. Al culminar sus estudios, trabajó para la compañía multinacional, Yahoo en español.

Sin embargo, la creadora de postales Bien Cool aclaró que también tenía el deseo de tener  su  propio negocio. “Tengo préstamos estudiantiles y para poder pagar la mensualidad quería generar un ingreso adicional mientras trabajaba a tiempo completo. Una noche, mientras perdía el tiempo en las redes sociales me surgió la idea y al otro día la puse en práctica”.

 

Hoy, la empresaria tiene alrededor de quince mil seguidores en las redes sociales y lleva más de dos años siendo su propia jefa. Postales Bien Cool presenta una alternativa nacionalizada de tarjetas con mensajes y frases, que por su afinidad con la realidad boricua se han convertido en un fenómeno viral.

Pero Arroyo quiere más; no se conforma con el éxito que ha alcanzado su joven empresa. Asegura que todavía está empezando y que el proyecto está “demasiado verde” comparado con la visión que tiene para su futuro. “Ha sido una buena base y, dentro de todo, me alegra que el concepto esté gustando y que siga gustando todos los días, pero mis metas son mucho más grandes”, aseguró la empresaria.

Ciertamente, la historia de Jossie Edmée Arroyo y postales Bien Cool es solo un ejemplo de muchos otros casos de jóvenes puertorriqueños que han tenido que reinventarse. Los préstamos estudiantiles pueden ser aliados momentáneos a la hora de completar un grado universitario. Pero algunas deudas resultan tan exorbitantes, que terminan convirtiéndose en el obstáculo que se interpone entre un recién graduado y el éxito que se dispuso alcanzar cuando decidió cursar una carrera universitaria.

No obstante, Arroyo aseguró que si tuviera la oportunidad de comenzar de nuevo, volvería a hacer todos los préstamos y sacrificios que tuvo que asumir, porque gracias a eso logró alcanzar sus metas.

“Pero le diría a los estudiantes universitarios que se informen antes de tomar cualquier decisión. La orientación que ofrecen en las escuelas es muy poca y siempre se basa en las mismas carreras. Antes de endeudarse, deben buscar todas las opciones…, porque muchos países ofrecen educación gratuita”, asunto que según la creadora de postales Bien Cool, debería ser parte de la orientación que se ofrece a los futuros estudiantes universitarios en Puerto Rico.

Deja un comentario